BATERÍA

Inicialmente Roger contaba con una batería Premier de la serie Elite. Era un modelo de color blanco, al que había incorporado cuatro crashes (dos de 18’’, uno de 19’’, y otro de 20’’ de las marcas Zildjian y Paiste)  y dos rides (un Meinl  de 21’’ y un Paiste de 22’’). En 1972 compró una batería DW, marca que acababa de surgir ese mismo año. La escogió de color negro, y adquirió además una caja Pearl de 14×6,5’’ de madera de arce. Más adelante  tuvo también baterías de otras marcas como Tama, o Ludwig.

Fender Jazzbass 1970 sunburst a

BAJO

Desde sus comienzos, Mark se inclinó casi siempre por los bajos Fender, principalmente el modelo Jazz Bass,  aunque también trabajó con el Precission. Más adelante también tuvo varios bajos Rickenbaker. En cuanto a los amplificadores, sus preferidos eran el Fender  5D6 Bassman con rectificadores duales, y el Laney LA60 BSS. También utilizó amplificadores Peavy. En cuanto al sistema de altavoces su equipo preferido era el Peavy 412M. A partir de comienzos de los 90 comenzó a utilizar el cabezal Hartke 3500 y ya nunca se desprendió de él.

GUITARRAS

Todas las guitarras de Phoenix fueron siempre Fender Stratocadster, aunque en algunas grabaciones fueron utilizadas guitarras Rickenbaker, y Gibson Les Paul, prestadas. Ian también era entusiasta de las Stratocadster así que su sonido es el que impregna la mayor parte de los trabajos de la banda. En cuanto a las guitarras acústicas, Phoenix se inclinaba por las Wahsburn, mientras que Ian prefería las Martin. En materia de amplificación, Phoenix comenzó utilizando amplificadores Hiwatt, pero no tardó en pasarse a Mesa Boogie, aunque también utilizó profusamente los cabezales Marshall, que además eran los favoritos de Ian. En los años 90, los amplificadores  Soldano entraron de lleno en el sonido de Flea Circus para quedarse.

TECLADOS

Chris conservaba el piano de cola que había recibido de su familia y lo utilizó profusamente. Era un Steinway Grand Piano modelo D-274. Formó parte del sonido de Flea Circus mientras la banda mantuvo su sede en Londres, hasta comienzos de los noventa, donde se trasladaron a Castro-Urdiales, y, por supuesto, no les quedó más remedio que dejar el piano en la vivienda comunitaria que tenían en Holmbush Road.  Desde 1968 Chris utilizó también un órgano Hammond B3. En 1970 compró un sintetizador Minimoog  y un Mellotron modelo 400 y conservó siempre ambos ejemplares. También se hizo con un sintetizador ARP 2600C  que siguió usando siempre. Por su parte Ian se situaba tras las teclas de un Hammond C3 y de otro Minimoog. Con el correr del tiempo Chris e Ian probaron infinidad de nuevos teclados, pero siempre terminaron volviendo a los instrumentos que utilizaron en sus orígenes.